Pablo escobar prostitutas prostitutas mulatas

pablo escobar prostitutas prostitutas mulatas

Eramos como 15 mujeres, nos contactaban, nos decían vamos para una finca y listo, siempre daba con ellos porque no sabíamos para donde quién era. Alístense que vamos pa una finca. Uno iba a ciegas. A ella la mataron por ahí por Las Palmas porque no quiso llevarlos a ellos a la casa de un señor que ella conocía y era enemigo de Pablo; era un Moncada al que estaban buscando.

Yo los conocí a ellos fue por medio de Sharon, que era hija de Flor, una señora que presentaba muchachas aquí en Medellín y fue muy conocida por todos, pero a ella también la mataron hace como dos años.

Entonces la hija quedó presentando a las muchachas. Pero Sharon se metió en una cantidad de problemas porque andaba contando lo de la banda de Pablo a otras bandas. Ella era muy calentona, contaba todo lo que oía.

A otra pelada, una muchacha que se llamaba Alexandra, también la mataron. La encerraron en una pieza y ella era con ese desespero que se tenía que ir para Medellín, pero era como para contarle a ese señor que ahí estaban ellos. Y entonces, la pillaron. Sé que la mataron porque se la llevaron en la lancha y no llegó a Medellín, el caso fue que por la radio oí que ellos conversaron: Como a los cuatro días de haber escuchado eso, le pregunté a uno de ellos que qué era el Bronx, me dijo que era la orden de matar a alguien.

Y ustedes como les dicen a las personas que van a matar? Yo también conocía a ese señor, pero me quedé callada. Cangrejos y asfixia Antes de que llegaran esas peladas nos tocó a nosotras tres atender a 16 muchachos a la vez. Lo agarraban a uno y lo metían al mar de cabeza hasta que ellos se cansaran de reír. Imagínese que a la amiga mía la cogieron y le llenaron toda la cabeza de sanfor, pega para zapatos, y la mandaron tusada a Medellín.

Sólo quedamos vivas como dos. Estaban comprando armas para Pablo. La primera vez que fuimos no íbamos sino tres mujeres. Eran como 16 hombres y fue un despelote horrible. En esos días fue cuando el helicóptero en que ellos venían se cayó y se explotó ahí al lado de ellos y se tuvieron que venir. Ellos habían salido del aeropuerto del Olaya. Cuando llegaron esas cuatro muchachas hubo una que también conocía a Moncada, entonces le dije: No vas a decir nada, no le digas que vos lo conocés, no le digas que yo lo conozco para que nos evitemos problemas.

Pero no le conté que ya habían matado a una muchacha por eso, entonces como ella andaba toda tragada de uno de ellos, le contó que yo lo conocía y que también ella. Cuando íbamos a salir de esa isla a mí me dijeron: Usted, venga primero con nosotros , yo pensé que me iban a matar o quién sabe qué, pero yo era callada, no decía nada.

Cuando llegué a Medellín cogieron y me dijeron: Dónde vivís vos , yo les dije que me iba sola, y dijeron: No, venga, nosotros la llevamos. A Tilton lo mataron hace un año en diciembre, cuando andaba con Wilmar por el sector de La Visitación. A otras las mataron porque se portaban mal con ellos y cometían cualquier embarrada, o sea no hacer lo que ellos querían, o muchas veces porque les robaban plata. Hay peladas que se buscaron también la muerte por escuchar conversaciones que no debían Muchas veces, los trabajadores de Pablo cogían y se lo llevaban a uno a fincas y le decían: Bueno, hp, tenés que comerte estos cinco que hay aquí , peladas que se ranchaban y ahí mismo cogían y las mataban, las tiraban en la carretera, las mataban por matarlas, por ver caer, como dice el cuento.

A una amiga mía le hicieron una cruz de tiros, le metieron un palo por ahí. La encontraron vuelta nada, por la carretera al mar. La torturaron, qué pecado, hay peladas que han sufrido mucho.

A esa muchacha la acusaron de que sabía de los enemigos de Pablo. No quedamos sino dos. Me asusté y le grité, y él se disculpó diciendo que pensó que estaba con un hombre blanco trabajando como prostituta. Fuimos a dar un paseo por la playa en la noche de fin de año, cuando un hombre tocó mi cuerpo y me acosó abiertamente ", cuenta Mónica. No era posible que una persona negra como yo estuviese en aquel lugar ". Llegué a pensar que la culpa era mía", le cuenta a BBC Brasil. Me acabé acostumbrando a eso".

Soy doblemente juzgada ", afirma. Mi experiencia es la misma, pero sólo otros negros lo reconocen. Mónica cuenta que su posición social "suaviza el prejuicio" en algunas situaciones , haciendo que le traten mejor en ciertos lugares.

Me impongo mostrando que soy exactamente lo contrario a la idea que esas personas tienen sobre mí. Aquí, esa desigualdad se alberga en la estructura de clases", le cuenta el sociólogo a BBC Brasil. Pero eso, explica Rocha, no significa que a los negros les baste con ascender económicamente para ser aceptados. Las mujeres negras se casan menos que las blancas y, cuando son ricas o tienen un alto nivel educativo, no suelen casarse.

En Brasil no existe una segregación racial abierta como en Estados Unidos.

pablo escobar prostitutas prostitutas mulatas

Pablo escobar prostitutas prostitutas mulatas -

No vas a decir nada, no le digas que vos lo conocés, no le digas que yo lo conozco para que nos evitemos problemas. Quisieron atraparlo en su mansión de El Poblado, donde llevaba muchachas para fiestas con amigos. La torturaron, le picaron toda la cara con un cortauñas y le dieron 28 tiros. Las chicas vírgenes eran su debilidad. Uno simplemente iba a lo que iba. Las órdenes no se discutían. Y hay algo en su relato que muestra, a pesar del horror vivido, la devoción por jefe del Cartel de Medellín:

0 thoughts on “Pablo escobar prostitutas prostitutas mulatas”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *